• Clínica dental Avilés - Dra Cachero   Plaza del Carbayedo 12 - 33402 Avilés (Asturias)

  • Blog

    Las Navidades son para estar en familia, reencontrarse con gente querida, divertirse, desconectar y, por qué no, darse algún capricho. Estos caprichos suelen ir relacionados, sobre todo, con la ingesta de algún alimento menos saludable que de costumbre.

    En Clínica Dental Doctora Cachero queremos darte algunas recomendaciones para que pases unas navidades felices sin descuidar tu salud oral.

    Cuidado con los dulces

    El azúcar es uno de los principales responsables de la caries dental y, en estas fechas, se tiende a consumir en exceso. Además, el turrón blando, suele adherirse a los dientes dificultando su retirada incluso con el cepillado.

    Evita alimentos demasiado duros

    Si padeces de algún problema bucodental, esta clase de alimentos pueden agravarlo. Es el caso, por ejemplo, de algunos tipos de mariscos o del turrón duro. Si llevas ortodoncia o empastes, su consumo debería ser muy limitado.

    No descuides tu aliento

    Ya sabemos que en estas fechas se cometen excesos, especialmente, con el alcohol. Por eso, es muy importante tratar de reducir completamente su ingesta y cuidar la limpieza lingual, ya que las bacterias que causan la halitosis están ubicadas, sobre todo, en la parte de atrás de lengua.

    No olvides tu cepillo de dientes

    Tu cepillo es tu aliado. Has de tenerlo siempre a mano y tratar de utilizarlo tres veces al día. De esta forma, se pueden evitar mucho problemas bucodentales.

     

     

    Hoy en día, el 50% de la población padece halitosis (mal aliento), una enfermedad que en el 90% de los casos diagnosticados tiene su origen en problemas de la cavidad bucal.

    Podríamos definir esta patología como el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca y que en la mayor parte de los casos se convierte en un problema de carácter social, ya que disminuye la autoestima y la seguridad del paciente, cohibiéndole a hablar en público.

    En algunos casos, la halitosis se produce de manera puntual, como por ejemplo al despertar a causa de la deshidratación de la boca. En otros casos, este problema oral puede ser generado por hábitos nocivos, como el tabaco; o por enfermedades serias como la periodontitis o la caries dental.  

    Pero, ¿qué medidas podemos adoptar para evitar que aparezca halitosis en nuestra boca?

    Desde Clínica Dental Dra. Cachero te detallamos algunos consejos para prevenir esta patología oral y conservar así tu calidad de vida:

    Debes establecer una correcta higiene bucodental diaria. No es suficiente con cepillar tus dientes después de cada comida; es fundamental hacer uso del hilo dental y del enjuague bucal (al menos, una vez al día).

    ¡Pero no solo debes limitarte a tus dientes! Existe una parte primordial de la boca que debe ser limpiada a diario y, para muchos de nuestros pacientes, es una gran olvidada en cuanto a la salud oral: la lengua.

    Este órgano muscular es una fuente directa donde se almacenan numerosas bacterias que participan en la digestión de los alimentos consumidos.

    Modera el consumo de algunos alimentos, como el ajo o la cebolla. Para conservar un aliento sano y fresco, te recomendamos realizarte una limpieza oral en profundidad después de ingerir este tipo de alimentos.

    Estimula la producción de saliva. La cantidad de saliva generada en nuestra boca debe ser suficiente. En el caso contrario, debemos estimularlo mediante chicles o caramelos (sin azúcar) y, por supuesto, bebiendo mucha agua. El flujo salivar nos ayuda a evitar el mal aliento arrastrando las partículas hasta el estómago.

    Si padeces halitosis y estás preocupado por tu salud bucodental, la mejor opción es que acudas a nuestro centro para que podamos ayudarte. Recuerda que esta enfermedad puede ser un signo de un problema dental que no se ha diagnosticado.

    Chico sonriente

    1. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día.

      Debes realizar el cepillado después de la comida y antes de que transcurran 15 minutos. Elige un cepillo dental con una cabeza pequeña para poder acceder mejor a las piezas posteriores. Las cerdas suaves no cortan ni dañan las encías.

    2. Utiliza pasta de dientes con flúor.

      El flúor ayuda a endurecer el esmalte dental y reduce el riesgo de caries.

    3. Cepílla tus dientes minuciosamente.

      Un cepillado correcto dura entre dos y tres minutos.

    4. Utiliza la seda dental a diario

      Realiza con un movimiento de “vaivén” lento y suave.

    5. Reduce el consumo de bebidas ácidas como refrescos, licores y zumos de frutas.

      Los ácidos alimenticios atacan al esmalte dental disolviendo los minerales que lo componen y causando agujeros en el diente (caries).

    6. Reduce el consumo de alimentos azucarados.

      Las bacterias de la placa dental transforman los azúcares en ácidos que pueden dañar el diente.

    7. Protege tus dientes de los golpes.

      Si practicas deportes utiliza un protector dental adecuado.

    8. Si rompes un diente, trata de salvarlo.

      Si es posible, mantenlo en su lugar hasta que llegues al dentista. En caso contrario, envuélvelo en un plástico o mételo en leche y acude al dentista inmediatamente.

    9. Evita utilizar tus dientes para otra cosa que no sea masticar los alimentos.

      Si los usas para cascar nueces, abrir botellas o envases, corres el riesgo de astillarlos o incluso romperlos.

    10. Visita a tu dentista regularmente.

      Si tienes problemas dentales como dolor de muelas o encías sangrantes acude a tu odontólogo lo antes posible.