• Clínica dental Avilés - Dra Cachero   Plaza del Carbayedo 12 - 33402 Avilés (Asturias)

  • Blog

    Tener los dientes sanos es bueno para la salud general de todos y por supuesto de los niños. Hemos creado un vídeo para fomentar la buena higiene dental infantil, ¡esperamos que os guste!

    La gingivitis, inflamación de las encías, es la etapa inicial de uno de los mayores problemas de la salud bucal: las enfermedades de las encías, y es la más fácil de tratar.  La causa directa de la gingivitis es la placa,  una película suave, pegajosa e incolora de bacterias que se forma constantemente sobre los dientes y encías. Si la placa no es eliminada por el cepillado diario y el uso de la seda dental, produce toxinas que irritan el tejido de las encías, causando gingivitis. En esta etapa temprana de la enfermedad de las encías, el daño puede revertirse, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes en su lugar no han sido afectados. Sin embargo, si no se trata, la gingivitis puede transformarse en periodontitis y provocar daños permanentes en los dientes y la mandíbula.

    ¿Cómo sé si tengo gingivitis?

    Un signo clásico de la gingivitis son las encías rojas, hinchadas y sensibles que pueden sangrar cuando se cepillan los dientes. Otro signo es el retroceso de las encías, confiriéndole a los dientes una apariencia alargada. Esta enfermedad de las encías también puede provocar la formación de bolsas entre los dientes y las encías, donde se acumulan la placa y los restos de alimentos. Algunas personas pueden experimentar mal aliento o un mal sabor en la boca, incluso aunque la enfermedad no esté avanzada.

    ¿Cómo puedo prevenir la gingivitis?

    La buena higiene oral es esencial. Las limpiezas profesionales también son extremadamente importantes porque la placa una vez que se endurece y acumula, o se transforma en sarro, sólo puede ser eliminada por un profesional.

    También puedes ayudar a prevenir la gingivitis haciendo lo siguiente:

    • Cepillándote los dientes adecuadamente y utilizando la seda dental para eliminar la placa y controlar el sarro.
    • Llevando una alimentación sana y equilibrada que garantice una nutrición adecuada para la mandíbula y los dientes.
    • Evitando el tabaco.
    • Visitanto al dentista regularmente.

     

    Siempre estamos insistiendo en los beneficios que nos reporta una buena higiene bucodental así que hoy vamos a explicar cómo cepillar correctamente los dientes con un cepillo manual. Recordad que debemos realizar el cepillado justo después de cada comida (no dejando pasar más de 15 minutos entre el final de la comida y el cepillado) y que un cepillado correcto lleva al menos 2 minutos.

    Cepillos de dientes

    El cepillado paso a paso:

    1. Elige un cepillo adecuado. Es recomendable que los filamentos del cepillo sean suaves y la cabeza pequeña, de este modo las cerdas no harán daño a tus encías y  se doblarán más fácilmente para llegar a las áreas que hay entre los dientes. La cabeza  pequeña permitirá  que el cepillo acceda a todos los rincones de la boca.

    2. Moja el cepillo  ligeramente para que los filamentos no raspen las encías.

    3. Pon una pequeña cantidad de pasta de dientes con flúor  en tu cepillo  (del tamaño de un guisante aproximadamente).

    4. Primero cepillaremos las caras externas de los dientes.  Para ello coloca el cepillo perpendicular al diente y  ligeramente inclinado (en un ángulo de 45 grados) hacia la encía, ahora realiza pequeños movimientos de rotación. El cepillado ha de ser siempre desde la encía al diente y nunca al revés.

    5. Luego cepillaremos las caras internas empleando la misma técnica.

    6. Ahora vamos a cepillar la superficie masticatoria con movimientos horizontales hacia adelante y hacia atrás.

    7. Si tus encías sangran con facilidad, eso podría indicar que padeces inflamación de las mismas (gingivitis). La gingivitis, si se convierte en periodontitis puede tener efectos irreversibles en tu salud dental. No sólo puede provocar  la pérdida de dientes y mal aliento, sino que también puede ocasionar enfermedades del corazón, por eso te recomendamos que hagas una visita al  dentista para que te realice un diagnóstico adecuado.

    8. Cepilla la  lengua para eliminar las bacterias que causan mal aliento.

    9. Enjuaga tu boca con agua y lava el cepillo de dientes.

    10. Para una correcta higiene bucodental es muy importante no sólo cepillar nuestras piezas, sino también cepillar la lengua y masajear nuestras encías con el cepillo, así como usar seda dental y/o cepillos interdentales.

    11. Cambia tu cepillo cada 2-3 meses.