• Clínica dental Avilés - Dra Cachero   Plaza del Carbayedo 12 - 33402 Avilés (Asturias)

  • Blog

    El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. En muchas ocasiones no existen causas específicas que originen el bruxismo pero el estrés y la ansiedad suelen aumentar su aparición e intensidad.

    Además de daños en las piezas dentales (desgaste prematuro, movilidad de las piezas e incluso pérdida de dientes), el bruxismo puede causar otros trastornos como dolor de oídos, dolor mandibular o cefaleas. Durante el periodo de sueño, el problema es más grave ya que el paciente no es consciente de su acción y por tanto, es más difícil de controlar.

    Dependiendo del paciente, el bruxismo de puede tratar corrigiendo la mordida (ajustando o alineando adecuadamente los dientes), utilizando una férula de descanso oclusal o combinando el tratamiento con terapias antiestrés.

    La palabra periodontal significa "alrededor del diente". La enfermedad periodontal ataca las encías y al hueso que sostiene los dientes. La placa dental es una película pegajosa de residuos de alimentos, bacterias y saliva que, si no se elimina, se convierte en cálculo (sarro) y comienza a destruir las encías y el hueso.

    Etapas de la periodoncia:

    La enfermedad periodontal es la principal causa de pérdida de piezas dentales en adultos. Una detección temprana, junto con un cuidado adecuado de la salud oral puede ayudar a tratar y aliviar los síntomas de dicha enfermedad.

    En la Clínica Dental de la Dra. Cachero podemos ayudarte tanto a prevenir la apariencia de las enfermedades de las encías como a resolver cualquier problema periodontal que estés experimentando.

    El tabaco es perjudicial para la salud dental

    El tabaquismo es un hábito muy extendido entre la población, que es extremadamente perjudicial para la salud.

    En España, según la última encuesta del INE, alrededor de 1 de cada 3 adultos es fumador habitual. El tabaco y sus componentes actúan tanto a nivel local como a nivel sistémico.

    A nivel local, la boca es la puerta de entrada del humo del tabaco, y, por lo tanto, éste es un irritante directo de las mucosas orales. Además, la nicotina tiene efectos directos sobre las encías.

    A nivel sistémico, el tabaco altera los mecanismos innatos y adaptados de defensa, además de interferir en múltiples procesos celulares.

    Las principales enfermedades orales asociadas al consumo del tabaco son la enfermedad periodontal y el cáncer oral.Por eso nuestro papel como profesionales sanitarios es clave a la hora de motivar a los fumadores para reudcir o abandonar el tabaco definitivamente.

    Fuente: Dentaid