• Clínica dental Avilés - Dra Cachero   Plaza del Carbayedo 12 - 33402 Avilés (Asturias)

  • Blog

    Cepillos interdentales Avilés

    Los cepillos interdentales son una alternativa al uso de la seda dental para complementar el cepillado. Se pueden utilizar a diario y pueden ser más efectivos para eliminar la placa que se acumula en los espacios interproximales (espacios entre los dientes). Su correcta utilización previene la caries y la enfermedad periodontal.

    Existen diferentes tamaños de cepillo, utiliza el más adecuado para cada espacio. El cepillo interdental debe entrar holgadamente, siendo los filamentos los que toquen el diente y no el alambre.

    Utilízalo moviendo el cepillo de adentro afuera sin hacerlo girar. Algunos modelos permiten que el mango se doble, consiguiendo así una mayor adaptabilidad.

    El hilo dental es un entrelazado de finas hebras de nylon cuya sección es redonda, y plana en el caso de la cinta dental.

    El uso de la seda o cinta dental es la técnica recomendada con mayor frecuencia para eliminar la placa interproximal, es decir, la que se aloja en los espacios interdentales, donde el cepillo no puede penetrar. No sustituye en ningún caso al cepillado sino que es un método complementario a él.

    Uso seda dental para higiene dental

    Cómo utilizar la seda dental correctamente:

    1. Corta unos 50 cm de hilo o seda dental y enróllado en la parte superior de los dedos anulares.

    2. Tensa un trozo de unos 2 o 3 cm de seda utilizando los dedos pulgares e índices.

    3. Introduce la seda entre los dientes con un ligero movimiento de sierra y cuando llegue hasta las encías, cúrvala en forma de C y deslízala suavemente hasta que notes un poco de resistencia.

    4. Frota la seda contra el diente para eliminar los restos de alimentos y placa bacteriana.

    5. Repite el proceso anterior para cada una de las piezas dentales.

    Cómo cepillarse los dientes correctamente

    1. Coloca el cabezal del cepillo a lo largo de los dientes con los filamentos en un ángulo de 45 grados hacia el borde de las encías y cepilla suavemente realizando pequeños movimientos circulares.

    2. Cepilla de ese modo las superficies interiores y exteriores de todos los dientes, siguiendo siempre el contorno de las encías.

    3. Limpia las superficies de masticación colocando los filamentos del cepillo sobre ellas y realizando movimientos en dirección horizontal.

    4. Cepilla las superficies internas de los incisivos colocando el cepillo en posición vertical y realizando movimientos suaves de arriba a abajo.

    5. Por último, tras cepillarte los dientes, no olvides limpiar la lengua. Esto te ayudará a eliminar las bacterias acumuladas, que pueden generar mal aliento .