• Clínica dental Avilés - Dra Cachero   Plaza del Carbayedo 12 - 33402 Avilés (Asturias)

  • Blog

    Es muy  importante fomentar hábitos saludables desde la infancia. Si enseñamos a los niños a cuidar su higiene oral estableceremos la base para que tengan una buena salud dental. Lo primordial es el ejemplo. Al igual que para fomentar la lectura se ha acuñado el slogan "Si tú lees, ellos leen", si tú te cepillas los dientes correctamente tus hijos también lo harán. La supervisión y ayuda de los padres en los primeros años de vida son esenciales para preservar la salud bucal de los hijos. Unos hábitos de higiene oral saludables pueden prevenir enfermedades futuras.

    En Clínica Dra. Cachero te facilitamos algunos sencillos consejos para que los pongas en práctica:

    -La higiene oral debe iniciarse durante los primeros meses de vida. Antes de que aparezcan los primeros dientes de leche es recomendable limpiarles las encías con una gasita húmeda. Una vez que los dientes han erupcionado debe utilizarse un cepillo dental adecuado. Los dientes primarios deben lavarse después de cada comida (3 veces al día).

    -Es importante que nos aseguremos de que los niños utilicen poca pasta de dientes, pues un exceso de flúor puede afectar negativamente a los dientes convirtiéndolos en frágiles y quebradizos. Se debe utilizar una cantidad similar al tamaño de un guisante.

    -Una alimentación sana y equilibrada (frutas, verduras, lácteos) es fundamental para mantener una buena salud oral.

    -Es aconsejsable realizar la primera visita al dentista entre 1 y 3 años de edad. No hay que esperar a detectar alguna alteración o a que el niño tenga dolor. Al contrario de lo que piensan muchos padres, hay que tratar las piezas de leche dañadas, ya que pueden producir alteraciones en la dentición definitiva. 

    Nuestros dentistas en Avilés son expertos en tratar con los más pequeños de la casa y conseguir que cuidar su salud oral se convierta en un hábito diario. Visítanos con tu hij@, ¡estaremos encantad@s de ayudarte! 

     

    cepillo eléctrico o  manual

    Escoger un buen cepillo de dientes es una decisión más importante de lo que pueda parecer. Y son muchas las opciones entre las que elegir, teniendo en cuenta cuestiones como el tamaño, el tipo de cabezal, etc. Pero, sin duda, la decisión más importante tendrá que ver con el modo de uso del propio cepillo. En este artículo te contamos cómo decantarte por un cepillo eléctrico o uno manual. Toma nota.

    Diferencias entre cepillo dental eléctrico y manual

    Como dentista en Avilés con años de experiencia, estamos acostumbrados a ver multitud de cepillos dentales de todos los modelos y fabricantes. Por eso podemos afirmar que las diferencias entre un cepillo dental eléctrico y uno manual son muy pocas en lo que a resultados se refiere. Pero sí son relevantes en cuanto al modo de utilización de uno y otro.

    La clave del cepillo dental eléctrico está en que su uso es muy sencillo, y generalmente mucho más rápido que el cepillo manual. Para conseguir una limpieza en profundidad por medio del cepillo eléctrico apenas hay que realizar esfuerzo, puesto que el movimiento y la presión del cabezal son constantes. Mientras que el cepillo manual requiere una técnica concreta y unos pasos para llegar a ese mismo resultado. Sin embargo, las personas que no están acostumbradas al cepillo eléctrico pueden perder parte de su eficacia a causa de un mal uso.

    Qué tipo de cepillo dental elegir

    Como ya hemos visto, los resultados de higiene y limpieza son muy similares siempre que el dispositivo se utilice correctamente. Por eso, la elección del cepillo dependerá de las preferencias y necesidades de cada persona.

    Así, quienes prefieran controlar el cepillado y aplicar la fuerza y los movimientos por su cuenta, debe decantarse por el cepillo manual. Pero quienes puedan dedicar menos tiempo y atención al cepillado, pueden optar por el cepillo eléctrico sin sufrir las consecuencias de la falta de higiene oral.

    No dejes de pedir consejo a tu dentista en Avilés acerca del mejor cepillo dental para ti. De esa forma te asegurarás de estar tomando la decisión más acertada.

     

    A la hora de cuidar nuestra salud bucodental es muy importante la prevención . Aunque en la actualidad existen técnicas de conservación y reconstrucción muy avanzadas, hay ocasiones (periodontitis, caries muy avanzadas, piezas que no han erupcionado correctamente, traumatismo, apiñamiento dental, molestias provocadas por los cordales, etc) en las que la única solución posible es la realización de una exodoncia, es decir, una extracción dental.

    Para la extracción, el odontólogo dormirá la zona reduciendo así  las molestias. Es normal que se produzca sangrado, por este motivo se te aplicarán trozos de gasa sobre la encía que deberás tener durante el tiempo que se te indique. Una vez realizada la extracción, la encía irá rellenando lentamente el hueco dejado por la raíz del diente.

    Para una correcta recuperación, después de la cirugía debes tener en cuenta lo siguiente:

    • No fumar.
    • No beber con pajita durante 24 horas.
    • No  tocar la herida con la lengua.
    • No enjuagarte la boca ni cepillarte los dientes hasta que hayan pasado por lo menos 12 horas.  Una vez transcurrido este tiempo lávate los dientes suavemente evitando tocar la encía afectada y enjuaga la boca con agua templada con sal cada 2-3 horas.
    • Evitar los alimentos demasiado calientes.

    Dependiendo del tipo de extracción, de si hay puntos o no,  el cirjuano dental te indicará los pasos a seguir y los analgésicos más adecuados para tu caso. Si al cabo de tres días notas que la inflamación aumenta, que el sangrado cesa, que el dolor es insoportable o tienes fiebre, acude rápidamente a tu dentista en Avilés. Pero lo normal es que las molestias vayan desapareciendo poco a poco y que en unos días puedas reanudar tus quehaceres habituales