• Clínica dental Avilés - Dra Cachero   Plaza del Carbayedo 12 - 33402 Avilés (Asturias)

  • Blog

    tratamientos de estética dental en Avilés, tipos de blanqueamiento dental en Avilés, blanqueamiento dental interno en Avilés

    ¿Quieres dar luz a tu sonrisa sin alterar la estructura de tu dentición? Sometiéndote a un blanqueamiento dental en Avilés lucirás una boca resplandeciente. Esta solución indolora y persistente es uno de los tratamientos más populares de estética dental en Avilés. Desde la Clínica Dental Dra. Cachero, donde empleamos sistemas avanzados, te explicamos todo acerca de este tratamiento odontológico.

    ¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

    Este procedimiento elimina las manchas acumuladas en la superficie dentaria mediante la aplicación de un agente blanqueante. El producto modifica la configuración de las tinciones, absorbiendo esa parte que dota al diente de una coloración más oscura.

    Tipos de blanqueamiento dental en Avilés

    Atendiendo a los motivos por los que la tonalidad se perturba, existen dos clases de blanqueamiento:

    • Blanqueamiento dental externo: es el que se aplica cuando las causas del oscurecimiento son extrínsecas, es decir, cuando las manchas se producen por consumir café, tabaco o té, por ejemplo. Tus dentistas en Avilés emplearán alguna de estas dos fórmulas:
    • Blanqueamiento dental ambulatorio: este tratamiento puede prolongarse hasta tres semanas. El paciente llevará una férula, fabricada a medida e impregnada del gel blanqueador durante varias horas al día.
    • Blanqueamiento dental con láser de diodo: se realiza en la clínica y, normalmente, en una sola sesión. Consiste en la aplicación de un gel de peróxido de hidrógeno activado por el láser. Esta sustancia libera los radicales libres vinculados a la coloración amarillenta de manera instantánea.
    • Blanqueamiento dental interno: esta clase de blanqueamiento obedece a razones intrínsecas como una necrosis del nervio. También se denomina blanqueamiento de dientes no vitales porque es habitual efectuarlo en piezas endodonciadas. Esta técnica comienza con la apertura de la cámara pulpar, donde se origina la decoloración. Es allí donde se deposita el blanqueante, tras preparar la dentina con el ácido para facilitar la penetración del gel.

    ¿Quieres aclarar el tono de tus piezas dentales? Acude a expertos en odontología estética, explorarán tu cavidad oral y te asesorarán sobre el tratamiento más adecuado a tus necesidades. Pide cita en nuestra clínica dental en Avilés y recupera tu autoestima con una sonrisa más resplandeciente.

    Estrés y salud bucodental

    Recoger a los niños del colegio, esa reunión tan importante, hacer la compra semanal, estudiar para el examen de mañana… ¿cuántas tareas tienes apuntadas para hoy? Seguro que tu lista está más que saturada -no es por agobiarte-. Y es que, erróneamente, nos estamos acostumbrando a llevar un ritmo de vida frenético, al que solo ponemos freno cuando el cuerpo nos da algún tipo de aviso y no debería ser así, bajo ningún concepto.

    Este estrés acaba generando problemas de ansiedad, alteraciones en el sueño, malestar y múltiples patologías que afectan a nuestra salud en general y sí, también perjudica a la salud bucodental. De hecho, mucho más de lo que crees: puede llegar a ocasionar alteraciones orales importantes.

    A continuación, desde Clínica Dental Dra. Cachero enumeramos las patologías más comunes, causadas por el estrés, en la cavidad bucal:

    Sequedad oral

    El estrés es el mejor amigo de la sequedad oral. Al afectar al sistema nervioso central, las glándulas salivares no consiguen producir saliva correctamente. Si por lo general tienes la boca seca, acude a un profesional para buscar soluciones a tu medida, puesto que no suele ser una buena señal.

    Gingivitis y periodontitis

    La hormona del estrés, el cortisol, puede generar inflamación, lo que propicia un mayor riesgo de la enfermedad periodontal. Asimismo, el estrés afecta a la eficiencia a la hora de cepillarse los dientes y usar hilo dental, llevándonos a no tener una adecuada higiene y acumular una mayor cantidad de residuos en las encías.

    Disfunción de la Articulación Temporomandibular

    La articulación temporomandibular es la que une la mandíbula con el lateral de la cabeza y es fundamental, por ejemplo, en el habla, al tragar y en la masticación. Si el disco articular no se encuentra en la posición adecuada o si le estamos sometiendo a una presión permanente al apretar los músculos por estrés, es muy posible que no funcione con normalidad, produciendo dolor.

    Caries

    Estudios científicos efectuados sobre personas que sufrían un alto nivel de estrés y otras con una vida “más relajada”, han confirmado que el estrés produce caries. Este altera los niveles hormonales del cuerpo humano, provocando una bajada de las defensas que, a su vez, causa una disminución de la producción de saliva. Esto provoca que los ácidos sean cada vez más intensos en la cavidad bucal, atacando directamente al esmalte que recubre los dientes, lo que da lugar a su deterioro y la aparición de caries.

    Candidiasis bucal

    El estrés, al debilitar las defensas, nos hace vulnerables a sufrir infecciones de parásitos y hongos. Es necesario que, si notas síntomas, acudas a un profesional y no busques solución por tu cuenta, ya que puedes empeorarlo.

    Bruxismo

    El bruxismo, además de por otros motivos, se origina por problemas emocionales y situaciones de agobio. Puede provocar un desgaste importante en los dientes, debilitándolos hasta el punto de llegar a romperlos.

    Ahora que ya conoces todos los problemas que el estrés puede ocasionar, toma conciencia de ello y trata de relajarte, porque tu salud general y bucodental en particular, está en juego. Recuerda, además, revisar tu boca periódicamente para tratar posibles problemas orales en nuestra clínica dental en Avilés. ¡Visítanos y te ayudaremos!

    menopausia y salud oral

    En nuestra Clínica Dental en Avilés también cuidamos de tu salud oral durante la menopausia, una de las etapas en la que la edad y los cambios que una mujer experimenta ejercen una clara influencia sobre el estado bucodental.

    Te invitamos a descubrir los problemas más frecuentes a los que hay que hacer frente en esta etapa y qué hacer para prevenirlos y seguir luciendo una sonrisa de diez pese al paso del tiempo.

    Problemas bucodentales más frecuentes

    Una de las principales características de la menopausia es la caída de los niveles de estrógenos y progesterona, y que es consecuencia directa de la aparición de problemas tanto a nivel físico como oral. Algunos de los más comunes son:

    • Fragilidad y debilidad de función protectora de la mucosa bucal.
    • Recesión de las encías por debilidad. Ello puede dar lugar a problemas de sensibilidad y de caries radicular debidos a la exposición de la raíz del diente.
    • Disminución del nivel de producción de saliva que puede producir sequedad o xerostomía. Asimismo, los cambios hormonales pueden provocar el denominado síndrome de la boca ardiente, cuyo principal síntoma es el picor.
    • Como consecuencia de la perdida de densidad ósea, el hueso alveolar puede verse afectado y mermar su función principal – la sujeción del diente. En estos casos, es posible que se produzca la perdida, el apiñamiento o la deformación de la pieza dental.
    • Deterioro dental en general como consecuencia de la edad. Este deterioro incluye la perdida de brillo del diente y el desgaste de los bordes incisales, que se aprecian como más finos y resquebrajados.

    Consejos de prevención y tratamientos

    Uno de los primeros consejos de tu dentista en Avilés va a ser el enriquecimiento de tu dieta con la ingesta de alimentos que contengan vitaminas A, E y C, responsables del fortalecimiento de la piel y las mucosas.

    Seguidamente, te recomendará que procures escoger una pasta de dientes con un índice de abrasividad bajo o medio para que no deteriore más de lo normal tu mucosa bucal. En cuanto al cepillo, se aconsejan puntas redondeadas y fabricadas con filamentos de nylon y poliamida, ya que este tipo de materiales no dañan el esmalte.

    Por otra parte, también es necesario que incrementes la higiene bucodental y que dejes que tu dentista valore si precisas el uso de una férula de descarga – los cambios hormonales pueden causar alteraciones psíquicas que nos lleven a apretar los dientes.

    Finalmente, te aconsejamos que pidas cita con tu dentista regularmente – al menos una o dos veces al año – para detectar problemas periodentales, bolsas o espacios entre dientes para poder aplicar cuanto antes tratamientos como la ortodoncia invisible o la ortodoncia lingual.