Skip links

¿Cómo es el proceso de la endodoncia?

Los dientes están constituidos por distintas capas que componen su estructura. Cada una de ellas tiene una composición y funciones únicas. Una vez que las bacterias causan la desmineralización de los dientes avanzan las caries y alcanzan a infectar los diferentes tejidos hasta alcanzar el nervio en los casos más graves.

Cuando ocurre esto, los pacientes deben atravesar por lo que se conoce como una endodoncia. A continuación, nos adentraremos en esta intervención bucodental para que puedas conocer qué es, en qué consiste y cómo se realiza habitualmente.

¿Qué es una endodoncia?

En el momento en el que las caries afectan de manera directa al nervio dental se produce un proceso inflamatorio llamado pulpitis. Los pacientes acuden al dentista porque sienten sensibilidad extrema frente a los cambios términos.

La pulpa es un tejido que se encuentra en la parte interna del diente y está conformado por nervios y vasos sanguíneos.

La endodoncia y reconstrucción es un tratamiento odontológico que busca evitar la extracción de un diente infectado para mantener su capacidad masticatoria. Como se explicó, este procedimiento se realiza en piezas dentales que han sufrido de caries o enfermedades periodontales donde se produjo una inflamación o infección considerable.

Normalmente, antes de una endodoncia dental se debe hacer una revisión en profundidad del diente para conocer el daño total que se realizó a la anatomía bucodental.

En algunos casos el problema no es reversible y no se puede salvar la pieza.

¿En qué consiste una endodoncia?

Durante una endodoncia se extrae la pulpa dental y se rellenan los conductos.

El profesional elegido debe conocer en profundidad este procedimiento. Es necesario un tipo de odontólogo conocido como endodoncista para llevar a cabo esta intervención de la mejor manera posible.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

El procedimiento de endodoncia cuenta con una serie de pasos a seguir por el endodoncista profesional.

Una vez realizado un diagnóstico preciso, se utiliza, por lo general, anestesia local.

El diente se prepara para la endodoncia con una fresa diamantada. De esta manera, se logra darle la amplitud necesaria para instrumentar los conductos. Si la pieza se encuentra muy perjudicada, es necesario cemento dental para reconstruir sus paredes.

El conducto debe ser permeabilizado y remodelado durante el proceso de endodoncia y reconstrucción. De esta manera, el diente queda preparado para la instrumentación de los conductos.

En la etapa de la endodoncia dental conocida como instrumentación se elimina la pulpa dentaria que se encuentra en los conductos radiculares y se prepara la zona para la obturación. En la obturación de los conductos, estos se rellenan de forma tridimensional para mantenerlos aislados.

Una vez que hayan pasado algunos días se realiza la obturación definitiva. Se graba la zona con ácido ortofosfórico y se coloca el adhesivo dentario con la resina. Durante todo el proceso el endodoncista puede recomendar el uso de antibióticos y, adicionalmente, realiza un seguimiento constante de la pieza dental para detectar posibles inflamaciones o infecciones nuevas.

Es mejor confiar en profesionales con experiencia

La endodoncia es un procedimiento sin grandes complicaciones. Sin embargo, es importante, siempre, realizarlo con un profesional especializado para evitar posibles problemas que pueden surgir por falta de experiencia o conocimientos.

Afortunadamente, es un área que utiliza los avances tecnológicos como las radiografías y los sistemas digitales para hacer el proceso aún más seguro y cómodo tanto para los pacientes como para los endodoncistas. En la actualidad, es un proceso tolerable y beneficioso para quienes atraviesan problemas de este tipo.